sábado, 22 de julio de 2017

lunes, 17 de julio de 2017

jueves, 8 de junio de 2017

Hamburg.
contax g2 / zeiss biogon 28 T 2.8 / fuji superia 200 pushed to 400

miércoles, 31 de mayo de 2017

miércoles, 22 de marzo de 2017

Kaspi, Georgia.
contax g2 / zeiss biogon 28 T 2.8 / fuji superia 400 pushed to 800

martes, 21 de febrero de 2017



Madrid.
Mamiya 7 II / mamiya 80mm f4 / neopan acros 100 / HC-110 / H 1+63 / 9' 30''

jueves, 5 de enero de 2017

lunes, 12 de diciembre de 2016

jueves, 1 de septiembre de 2016

miércoles, 31 de agosto de 2016

martes, 30 de agosto de 2016

lunes, 1 de agosto de 2016

domingo, 12 de junio de 2016

lunes, 30 de mayo de 2016

Yúzhnoe Chertánovo, Moscow.
Mamiya 7 II / mamiya 80mm f4 / fuji pro 400H

jueves, 26 de mayo de 2016

Moscow.
contax g2 / zeiss biogon 28 T 2.8 / fuji superia 100 pushed to 400

martes, 17 de mayo de 2016

jueves, 5 de mayo de 2016

Moscow.
contax g2 / zeiss planar 45 f2 / fuji superia 100 pushed to 400

miércoles, 4 de mayo de 2016

domingo, 1 de mayo de 2016

Moscow.
contax g2 / zeiss biogon 28 T 2.8 / fuji superia 400 pushed to 800

viernes, 29 de abril de 2016

miércoles, 27 de abril de 2016

lunes, 25 de abril de 2016

miércoles, 20 de abril de 2016

domingo, 10 de abril de 2016

Lago de Santo André, Portugal.
Minolta autocord mxs (second version 1956) / kodak portra 400

martes, 5 de abril de 2016

sábado, 2 de abril de 2016

domingo, 20 de marzo de 2016

domingo, 13 de marzo de 2016

viernes, 11 de marzo de 2016

miércoles, 9 de marzo de 2016

martes, 8 de marzo de 2016

sábado, 13 de febrero de 2016

miércoles, 10 de febrero de 2016

martes, 9 de febrero de 2016

martes, 26 de enero de 2016

contax g2. Revisión, principales características y opinión.


Vamos a realizar un acercamiento a una de mis cámaras favoritas de siempre, la contax g2. Si aún no habéis usado nunca una cámara telemétrica, quizás no sea la mejor opción, existe toda una gama de cámaras de lente fija (algunas excelentes) y de enfoque manual (superposición) que son más recomendables para iniciarse en el maravilloso mundo de la telemetría. Hace ya tiempo, cuando hablamos de la yashica electro 35 gx, hicimos un listado con algunas que realmente merecen la pena.


SISTEMAS

Pero si lo que buscáis es un sistema en donde poder desenvolveros en casi cualquier situación, gama de ópticas para la montura, flash externo…, no hay tantas opciones. Si estáis en la búsqueda de un sistema contrastado, podemos optar por las leica M, las hexar RF, las voigttander bessa, las zeiss ikon y la leica CM/ Minolta CLE. Y, claro está, las contax G. Quien haya experimentado el placer de disparar con una leica de la serie M (la leica M6 fue su competidora directa en el mercado de entonces) y, a su vez, de hacer lo propio con una contax g2, puede darse cuenta de lo diferentes que son. En términos absolutos, no es posible elevar a un sistema por encima de otro, pero es perfectamente consecuente acomodar los puntos fuertes de cada una a nuestro método de disparo y, por lo tanto, ser capaz de elegir lo más recomendable.

Podemos valorar con cierta objetividad algunos puntos. La contax G es mucho más rápida, disponemos de un enfoque automático (es un sistema relativamente moderno, que se empezó a distribuir en 1994), carga de película precisa y automática, avance ultra-rápido, rebobinado automático, disponemos de disparo en serie (hoy en día puede parecer casi una broma no disponer de ello), los diales son cómodos y distribuidos de manera práctica. Podemos enfocar, compensar exposición y bloquear exposición sin quitar el ojo del visor, y toda la información nos aparece claramente en él. Es una cámara más moderna, y más adaptada, sencillamente. Y  abrumadoramente más económica. Las leica M son un pelín más engorrosas a la hora de cargar la película, rebobinar… .El visor de la contax g es más pequeño que el de las Leica M (que es excepcionalmente claro y amplio), pero nos aporta mucha más información valiosa (más equivalente a lo que hoy en día nos ofrece una cámara digital de similar estilo, veáse la fuji x100T). No hay diferencias significativas en cuanto a tamaño. Las leica M me suelen parecer, en líneas generales, más robustas (calidad alemana…). La contax no se queda atrás (titanio). Bien, la Leica M es básicamente una cámara manual (carga película, enfoque) y mecánica , esto implica que las baterías sólo se destinan al fotómetro. La contax g2 es completamente automática, y electrónica. Esto implica también que las reparaciones serán más complejas y costosas en el sistema de contax que en el de leica. Nunca debemos irnos a un viaje sin unas pilas de repuesto (2 CR2, que morirán aproximadamente cada quince rollos).

La calidad óptica de los summicron está más que contrastada. Para la gama G de Contax se encargó a los responsables de Carl Zeiss la elaboración de una gama de lentes que no se quedan atrás. Habría que comparar modelos de equivalentes distancias focales. El biogon 21mm de contax g está por encima del elmarit 21mm, sin duda. El planar 45mm f2 que se fabricó para la contax g es seguramente el mejor 45-50mm que yo he tenido entre manos. Por contra, leica fabricó una gama de lentes con montura M mucho más variada  y longeva (cinco versiones del summicron 50mm desde 1954…), y se convirtió en un sistema prácticamente universal, haciendo que marcas como Minolta, Canon, Voigtlander o Ricoh fabricaran lentes con esa montura (también cámaras), generalmente más económicas y, a veces, de prestaciones similares. En 28mm y 35mm, los voigtlander resultan una ganga. En 135mm, canon y nikkor serían la alternativa. Contrastando esto, recordemos que sólo existen cinco lentes para el sistema de las contax g; un 21mm f2.8, un 28mm f2.8, un 35mm f2, un 45mm f2 y un 90mm f2.8 (y un 35mm-70mm f3.5-5.6, bastante raro, así como un 16mm f8 que no tendré muy en cuenta…). El 21mm (recordatorio para el que no lo haya visto nunca: nos obliga a utilizar un visor externo acoplado en la zapata de la cámara, además de ser el más caro, precio recomendado: 470 euros)  y el 45mm son absolutamente excepcionales. El 28mm y el 35mm excepcionales a secas. Y el 90mm lo pondría como “bueno” debido a que en ciertas situaciones suele ser difícil enfocar con él (pero igualmente nítido).

En las cámaras telemétricas, las distancias mínimas de enfoque aumentan. Sí, no son la opción ideal si queremos hacer macrofotografía (en mi mamiya 7 no puedo enfocar más cerca de un metro!). Contax redujo la mínima distancia de enfoque a 0,5m en la mayoría de las lentes de la gama G. En leica, nunca conseguiremos reducir más allá de 0.7m.
Hay quien suele decir que los summicron se acomodan mejor al trabajo en negativo en blanco y negro, aprovechándolo de manera más eficiente, y los zeiss al color. Estoy de acuerdo.

Sigamos con la comparativa. Las leica M superan claramente a las contax si queremos utilizar el enfoque manual, muchísimo más cómodo y de gran precisión. Es un enfoque típico de telemetro, por superposición de imágenes.

Los dos sistemas tienen corrección de paralaje. En las contax, automático y preciso. En las leica, disponemos de diferentes líneas a modo de marco. A pesar de la precisión de la contax, el visor de la leica es mucho más grande y claro. En contax la ampliación es aproximadamente 0.57X con el 45mm.
Y una última cosa, el ruido. Bien, las dos son cámaras relativamente silenciosas, pero Leica gana con diferencia. Igualmente hay que destacar el molesto ruido que hace el motor de rebobinado de la Contax cuando acabamos con el carrete. Rápido, sí, pero ruidoso. En este punto mi cámara favorita (telemétrica y de lente fija) es la konica hexar AF, que es una maravilla de la que hablaremos, quizás, otro día.


CARACTERÍSTICAS

Y ahora vamos a detallar algunos aspectos más minuciosamente en la contax g2, que es lo que nos traía aquí.

Contax (fabricación Kyocera) posiblemente presentó, en 1994, la cámara telemétrica más avanzada hasta la fecha, una auténtica joya que venía destinada a renovar un mercado copado y diseñado por Leica. Una cámara largamente pensada y que puede ser la más avanzada de todas las cámaras de película de 35mm. Su renovación vino de la mano de la Contax g2, en 1996, que no fue una revolución, sino una necesaria evolución. Se refinaba un sistema que estaba llamado a convertirse en un clásico.

La contax g2 tiene un obturador capaz de trabajar hasta 1/4000 en modo manual (el mínimo está en 4 segundos) y 1/6000 en auto (mínimo en 16 segundos).
La velocidad máxima de sincronización de flash está en 1/200.

El visor corrige el encuadre para cada una de las lentes. Es decir, vemos el plano definitivo. Algo tan sencillo es de enorme complejidad en una cámara telemétrica. Nos olvidamos de líneas en el visor para cada una de las distancias focales. No vemos en el visor nada que no vaya a salir en la fotografía final. Además de esto, tiene corrección de paralaje automático.

El enfoque automático está orientado en el centro del plano, y es extraordinariamente rápido. Funciona con dos sistemas, uno pasivo de detección de fase, y uno activo por infrarrojo, que funciona incluso en oscuridad total. El 99,9 por ciento de las veces el enfoque es acertado. Disponemos de tres modos de enfoque: enfoque simple, enfoque continúo (se sigue manteniendo en el centro!) y enfoque manual (por distancias y muy poco útil), éste es uno de los defectos de esta cámara. Si queremos enfocar de forma manual estamos vendidos, ya que las lentes no tienen anillo de enfoque. En el visor disponemos de la información en metros de la distancia a la que estamos enfocando.

Los diales están bien diseñados y muy pensados. De hecho muchas cámaras de Fuji los han copiado en la actualidad. Se trabaja de forma cómoda sin levantar el ojo del visor. Ergonomía: 10.

Las lentes son extraordinarias, con un diseño muy particular. Lo que hace de este sistema un sistema sobresaliente son las lentes de zeiss. Un rendimiento de color muy reconocible, una nitidez incluso excesiva para algunos, y un cierto aire “tridimensional” difícil de definir.  Son capaces de amoldarse al cuerpo de cámara de forma que su parte trasera cae muy cerca del plano de la película cargada en la recámara. Esto se nota, sobre todo, en la calidad de los angulares. Como curiosidad, todas las lentes sin acoplar en el cuerpo tienen desplazado el anillo de señalización de apertura (más de uno pensará que está roto) y, cuando giramos en la montura de la cámara para acoplar la lente, este anillo se desplaza hasta coincidir con las marcas de los pasos de apertura.

La medición es ponderada central. Una vez te acostumbras a prescindir de una medición puntual, funciona bien. La exposición se mide a través de la lente. Hay un bloqueo de exposición moviendo la misma palanca que usamos de encendido. Es perfecto situarlo ahí, ya que si tenemos un control de las zonas de luminosidad de la escena podemos bloquear fácilmente en el lugar más conveniente, y luego recomponer manteniendo ese ajuste. Hay una lente en la gama que nos obliga a utilizar su propia medición interna, ya que bloquea el sensor de medición de la cámara. Es el 16mm. Ya adelanto, no es muy útil.

La compensación de exposición va desde +2 hasta -2 (por tercios); es un dial cómodamente colocado debajo del disparado. Cuando estamos en 0, la hendidura es ligeramente más profunda, así que podemos guiarnos fácilmente  por el tacto. Debajo de esta rueda, podemos llevar la compensación de exposición a un aumento de +-0,5 o +-1, que se sumará a lo que tengamos señalado en la ruleta principal.


No hay flash integrado. Disponemos de un flash externo que funciona en TTL y Manual. Este flash trae unos indicadores para las cuatro lentes principales del sistema, mostrando una guía rápida en metros y pies del alcance de cada una, para iso 100 e iso 400. Esto nos servirá para trabajar en el modo manual. Dentro de esa distancia, tendríamos
la escena cubierta. Es el contax TLA 200. Utiliza dos pilas de 3V CR2.

La carga de carrete es rápida y precisa. No hay ningún tipo de pérdida de tiempo en el proceso. El rebobinado, una vez terminado el rollo, tarda unos 15 segundos.

En el visor disponemos de información acerca de la velocidad de obturación, distancia del foco, compensación de exposición, flash externo, y dos señales que nos indicarán que tenemos poca luz o mucha (según nuestro ajuste actual), para que optemos por corregir apertura. También disponemos de una señal que nos indicará cuándo tenemos activada la compensación de exposición (aunque no la cantidad). Cuando bloqueemos exposición, la obturación seleccionada en el visor parpadeará y quedará fija aunque recompongamos el plano. En la parte externa del visor disponemos de un corrector de dioptrías.


Disponemos de una rueda para ajuste de velocidad de obturación. Esta rueda, en caso de seleccionar el AUTO, será la que nos permita trabajar en prioridad de apertura, que es lo más útil con este tipo de cámaras. Si movemos la rueda de obturación señalando algún valor, la cámara entra en modo MANUAL, y en el visor tendremos una referencia (flecha abajo, flecha arriba) que nos indicará si nuestros valores son los adecuados conforme a la medición del fotómetro de la cámara. En esa misma rueda, encontramos un modo Bulb, y el modo de sincro con flash X.

En la parte superior derecha tenemos un pequeño botón de ISO, que nos refrescará la memoria respecto a la lectura de código DX del carrete. De forma automática, la cámara es capaz de leer carretes desde 25 a 5000. Los carretes sin código DX (para el que utilice bobinas) son ajustables desde iso 6 a 6400.

Tenemos al lado del botón de ISO otro dial que nos permitirá movernos por los modos de disparo único, ráfaga, temporizador y doble exposición.
Y, claro está, tenemos un botón de disparo con dos niveles. El primer nivel bloquea el foco, el segundo nivel dispara.

Por último, en la parte frontal de la cámara tenemos una rueda que nos permite movernos por las distancias en caso de haber seleccionado el enfoque manual.  En el visor nos aparecerá un curioso método de coincidencia de puntitos. En fin, no es muy útil.
Peso: unos 600 gramos. Ancho: 139mm, alto: 80mm; profundidad: 45mm. Construcción sólida, acabados impecables.

Adjunto un enlace al manual (en inglés).


CONTAX G1, EL COMIENZO

Como dijimos, no hay diferencias revolucionarias entre la G1 y la G2. Pero las diferencias son esenciales. El sistema de enfoque es mucho más preciso y rápido en la G2. Esto es un punto muy importante en una cámara de enfoque automático que es prácticamente inutilizable en manual. Tenemos que confiar todo a que el enfoque sea preciso. Y en la G2 lo es. Con la G1, no tenemos acceso a toda la gama de lentes (excepto que sea de la última gama de fabricación, con etiqueta verde en la parte donde cargamos el carrete). Esto nos dejará fuera el 35mm f2 y el 21mm f2.8 (podremos montar el 28, 45 y 90mm). El visor también es sustancialmente mejor y más amplio. En contra, los precios de la contax g1 son ridículamente bajos (he visto alguna por 50 euros!). Si la encontramos con un 45mm a buen precio, puede ser un buen inicio, y nos dará exactamente la misma calidad que una contax g2.


PRECIOS



Un buen precio para el cuerpo de cámara de la G2 en perfectas condiciones sería de unos 400-450 euros. En acabado negro los precios suben (hicieron menos unidades, y más chulas!).

En lentes:

-          Contax G 21 f2.8 +  visor (Carl zeiss Biogon): 450 euros
-          Contax G 28 f2.8 (Carl zeiss Biogon): 250 euros
-          Contax G 35 f2 (Carl zeiss Planar): 400 euros
-          Contax G 45 f2 (Carl zeiss Planar) : 400 euros
-          Contax G 90mm f2.8 (Carl zeiss Sonnar): 220 euros

      Flash: TLA 200: 120 euros.


LENTES

Todas las lentes del sistema son espectaculares. Para mí, las mejores son el 21mm (con el inconveniente de tener que disponer de un visor externo que colocaremos en la zapata de flash) y el 45mm. Son seguramente las mejores lentes jamás construidas en su distancia focal para un sistema de 35mm. En el caso del 21mm, no tenemos ningún tipo de distorsión, el visor está bien construido, y es nítido a rabiar. El 45mm es una maravilla que no tiene competencia en ninguna cámara réflex actual que situemos al lado. Su rendimiento de color, superior. Con el 28mm y el 90mm tampoco os equivocareis. Hoy en día, los precios de las lentes de este sistema son una auténtica ganga. Valen hasta el último euro de lo que paguéis por ellas.

Eliminamos del conjunto de lentes el 16mm puesto que es una broma (necesitamos medir la escena de forma externa, tenemos que enfocar en manual, es un f8, en fin…) y el 35-70, que es poco común y en líneas generales poco apreciado.


CONCLUYENDO

Creo que con ninguna de mis cámaras he disfrutado tanto haciendo fotos como con la contax g2.

Me encantan las point and shoot, dicho sea de paso, y tengo una contax t2 que utilizo en el día a día por su reducido tamaño. Pero, sin duda, la g2 la supera. Para mí, junta lo mejor de una cámara “apuntar y disparar” de gama alta, y  lo mejor de una cámara telemétrica. Realmente lo paso muy bien cada vez que la saco de paseo. Tengo dos sistemas predilectos, uno en formato medio (mamiya 7 II), y otro en 35mm, que es la contax g2. Si os gusta disparar en película, probadla.


Os dejo algunas fotos hechas con mi G2:


contax g2/ zeiss biogon 28mm T 2.8/ ektar 100

contax g2/ zeiss biogon 28mm T 2.8/ fuji superia 200

contax g2 / zeiss planar 45 f2 / ektar 100

contax g2/ zeiss biogon 28mm T 2.8/ ektar 100

contax g2 / zeiss planar 45 f2 / ektar 100

contax g2/ zeiss biogon 28mm T 2.8/ fuji superia 200


contax g2/ zeiss biogon 28mm T 2.8/ fuji superia 200

contax g2 / zeiss planar 45 f2 / ektar 100

contax g2/ zeiss biogon 28mm T 2.8/ ektar 100


contax g2 / zeiss planar 45 f2 / ektar 100

contax g2/ zeiss biogon 28mm T 2.8/ ektar 100

contax g2/ zeiss biogon 28mm T 2.8/ fuji superia 200